¿Qué no te dicen acerca de tu empleo?

empleo
Por Favor, ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditDigg thisEmail this to someone

Empleo. Muchas veces, duramos trabajando en una empresa por muchos años y no sabemos lo que nos esconden nuestros jefes. Durante más de 10 o 20 años de nuestras vidas tal vez nos dedicamos a ser el mejor empleado. Siempre tratamos de llegar puntual, atender a las tareas y entregar los trabajos con puntualidad, para ser leal a la empresa e incluso dar mucho más de lo que nos pide.

Intentamos convertirnos siempre en lo mejor y tratar de superarnos cada día. Se podría decir que yo era aquel empleado perfecto. Trabajaba en una empresa muy prestigiosa y difícilmente me quejaba de la empresa, mis jefes o mis compañeros. Era proactivo, dedicado y entregaba todas mis tareas a tiempo. Tuve que soportar todas clases de personas que se cruzaban por mi camino y aunque no todas las cosas me gustaban aprendí a disfrutar lo que hacía en cualquier día que tenía trabajar. Llegue a encontrar lo que en realidad me agradaba de mi empresa.

Podríamos decir que todo iba muy bien, hasta hace algunos años. Una persona me hablo con la palabra “libertad financiera”. Yo no conocía eso ni lo que me quería decir, pues nunca había experimentado esa bonita etapa que si lo hubiera sabido antes, lo hubiera hecho. Cuando trabajaba para la prestigiosa empresa tecnológica, ganando un buen salario, algunos amigos recientemente habían entrado a los negocios de mercadeo multinivel. Por primera vez en mi vida escuche lo que era eso y mi mente se abrió paso a nuevas posibilidades.

Buscando el empleo perfecto

No había escuchado sobre libertad financiera, solo había escuchado acerca de libertad, pero pensaba que era libertad de expresión o cualquier otra cosa que no era relacionada con el término “finanzas”.

Durante esa época aprendí que podía soñar en grande, aprendí que podía ser mejor y que merecía ser mejor. Aprendí a realizar cosas que parecían ser imposibles y descubrí que las personas tenemos el potencial de lograr todo lo que nos proponemos. Aprendí que el dinero no es malo sino el amor al dinero. Aprendí que depende de la forma en que lo concebimos en nuestras vidas es la que puede atraer esos males. Aprendí que quien tiene más puede ayudar a otros y podría cambiar la mentalidad de las personas hacia una mentalidad de abundancia.

Conforme pasaba el tiempo, aprendí todo esto y más. Cada día me entusiasmaba más con que algún día podría llegar a ser mi propio jefe y ser libre financieramente. Pero para esto, tuve que descubrir las verdaderas que nos aferran a un empleo donde no nos promete la calidad de vida que merecemos:

El empleo consume tiempo. Tener un empleo es dedicar de ocho a 12 horas diarias, trabajando en una oficina o fuera por las calles. Sin darte cuenta puedes dedicarle más tiempo. Por eso, puse un fin, puse un stop a esto con la oportunidad de negocio que encontré; y por eso ahora le dedico más tiempo a mi familia, a mis sueños y por lo tanto, a mí mismo.

Si quieres saber de esta SUPER oportunidad que te hablo, haz clic en abajo ahora:

 acceder-ahora

La compañía es la que decide tu salario. Esto es una realidad. Siempre cuando entramos a trabajar en una empresa X o Y, nos preguntar cuanto esperamos ganar y si le respondemos más de lo que ellos están dispuesto a pagar, pues habrá otro que tome el empleo. Cuando trabajas con alguien, no eres tu quien determine el límite de tus ingresos, es tu jefe. Sin embargo, tienes la capacidad de tu mismo determinar cuánto quieres ganar y el tiempo que quieres dedicarle al trabajo.

La compañía decide cuando tomas vacaciones. Muchas compañías ni cumplen esta regla. Hay muchas compañías que saltan las vacaciones de los empleados para que sigas trabajando ininterrumpidamente. Ignorando esto por completo, no se dan cuenta de que una persona necesita descanso. Con esto, le demuestran al empleado que no les interesa como persona sino como alguien para producir.

Tu jefe es una persona opresora. Sin darte cuenta o a lo mejor sí, tu jefe se convertirá en una persona que solo quiere que generes productividad y al mismo tiempo, se convierte en una persona prepotente. Es como una carga en la espalda que no se quita. Por lo tanto, si sigues en tu empleo, seguirás en esa pesadilla y tendrás que soportar esas situaciones que en gran mayoría es “o aguantas o te vas”.

El empleo consume años de vida. Sin darte cuenta, tu empleo está consumiendo tus fuerzas, tus esperanzas de encontrar la libertad financiera y al mismo tiempo, estas dejando a un lado tu vida. Tu inteligencia disminuye para resolver problemas. Esto es consecuencia de estar trabajando para alguien más a quien no le importa cómo te sientes, si le dedicas tiempo a tu familia o cualquier imprevisto.

Por eso… recuerda que todo pasa en esta vida. Lo más importante que debe de tener una empresa eres tú y si no te dan el valor que deben como persona que eres y como empleado, no tienes que aguantar solo por un salario que no te mereces. Si quieres cambiar ese estilo de vida y demostrar que en verdad mereces algo mejor, te recomiendo hacer clic en la siguiente imagen. Accediendo allí te encontrarás testimonios y una magnífica oportunidad de negocio para encontrar la libertad financiera.

acceder-ahora

Descarga Gratis 5 Libros Para el Marketing de Éxito
Suscribete y descarga GRATIS las novedades de la plataforma, Recibe ofertas y promociones, Articulos sobre Email Marketing
No nos gusta el SPAM. Tu correo no será compartido ni vendido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *