Hábitos que hay que cambiar

habitos
Por Favor, ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditDigg thisEmail this to someone

Muchas veces nos conviene rectificar los hábitos que tenemos y reemplazarlos por nuevos hábitos más saludables. Por ejemplo:

Mirar a los ojos a la persona que hablas

En la sociedad donde vivimos nos han inculcados que mirar a los ojos a las personas transmite sinceridad, seguridad. Los investigadores han llegado a la conclusión, observando a varios pacientes que participaron, que eran menos influidos por las personas que lo miraban a los ojos más tiempo, lo cual parecían ocurrir solo si los oyentes coincidían antes con el orador o la persona que estuviera hablando.

Mirar a los ojos puede transmitir diversos mensajes, desde atracción hasta agresión, deseo de intimidad, etc., asegura Frances Chen, directora del estudio. Para prevenir la reacción, hay que tener en cuenta a los oyentes o interlocutores y el tono de conversación. En situaciones amistosas, el contacto visual puede acercar a la gente; pero se puede asociar con el afán de dominio propio.

Fotografiar tu vida en cada instante

Tomar fotos en cada instante de tu vida puede, de hecho, impedir que vivas plenamente los momentos y esto puede producir nublar la vista y las motivaciones que tienes. Las personas que se fijan en un objeto, ya fuera fotografiándolo o simplemente, observándolo, son capaces de reconocer la observación antes de la fotografía.

Decir “yo” con frecuencia

Tal vez podrías pensar que aquellas personas que dicen mucho “yo” pensarían que tienen una alta autoestima, pero los investigadores descubrieron hace poco que quienes a menudo utilizan esta palabra son menos seguros de sí mismo que quienes la utilizan poco. ¿La explicación? Los promotores personales, yo, tu, nosotros, etc., hacen un reflejo de a quién o a quienes le estamos prestando atención realmente.

Es posible que las personas utilicen el yo con frecuencia y dirijan una mirada hacia su interior porque son inseguras y les preocupar sí podrían agradar a los demás o no.

Pensar en el ahora, en el presente

Según dice la sabiduría popular, no se debe pensar demasiado en el pasado ni aún más en el futuro. Una frase famosa frase dice: “La depresión es exceso del pasado” y las ansias exceso del futuro. Entonces, lo mejor es que vivamos en paz con lo que trae el presente y no hacer una relación del pasado y el futuro.

De paso, te dejo mi guia para aprender a hacer dinero enInternet, para ganarte un dinero extra ;). Haz clic en la siguiente imagen:

acceder-ahora

Descarga Gratis 5 Libros Para el Marketing de Éxito
Suscribete y descarga GRATIS las novedades de la plataforma, Recibe ofertas y promociones, Articulos sobre Email Marketing
No nos gusta el SPAM. Tu correo no será compartido ni vendido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *